Buceo y dragones en el parque nacional de komodo

Después de disfrutar unos días de Labuan Bajo y de quitarnos el mono con nuestras primeras inmersiones en el parque nacional de Komodo, tocaba lo bueno… 4 días viviendo en un barco con tres inmersiones diarias y una visita a ver los dragones de Komodo, desde que decidí venirme al sudeste asiático y hablé con Tito para coincidir por aquí parecía claro que ese iba a ser nuestro punto de encuentro y aunque mi visa en Indonesia estaba a punto de caducar, mejor una multa que saltarme esa experiencia.

Así que con recomendaciones por parte de la instructora española con la que Tito había estado buceando en Tailandia, reservamos nuestro viaje en barco por el parque nacional de Komodo.

Este post, como el anterior también va a ser muy similar al de http://walkingaroundasia.wordpress.com/2013/06/18/buceo-komodo-dragones-y-mucho-pez/ pero es lo que tiene. A partir de este viaje ya volvemos a tomar caminos separados.

Un barco de madera con aspecto retro pero bastante completito, aunque Tito venía mal acostumbrado después de viajar en un mega barco moderno con todas las comodidades del mundo. En el barco la tripulación local, dos instructores y 8 buceadores contándonos a nosotros, nos esperábamos mucho mas nivel del que nos encontramos porque había cada cual… algunos deberían de volver a pasar el curso del open water antes de hacer viajes de este tipo. Y que conste que yo no me considero un buceador tan experimentado ni mucho menos pero al menos un poco de control de la flotabilidad y que el tanque te dure mas de 20 minutos a 20 metros jeje.

20130627-212921.jpg

Desde el principio se nota que Komodo es un buen sitio para el buceo, tienen muchos sitios y aunque todo el mundo termina buceando al menos en los mas famosos, en general es bastante tranquilo y no está nada saturado. Esperemos que no lo masifiquen y se carguen la esencia porque los corales son una pasada y tiene una gran cantidad de variedad de peces.

El primer día fue de toma de contacto para ver el nivel de la gente y hacer los grupos, muuuucho pez y un a inmersión nocturna que nos encantó y eso que normalmente yo no soy muy amigo de ellas porque la mayoría de la veces puedes no ver muchas cosas interesantes pero esta vez fue genial y no paramos de divertirnos siguiendo a cada bichito que nos encontramos mientras los demás iban por otro lado.

20130627-214350.jpg

20130627-214406.jpg

20130627-214331.jpg

20130627-214424.jpg

20130627-214502.jpg

20130627-214511.jpg

El día siguiente tocaba visitar la isla de Rinca para ver los dragones de Komodo, fuimos temprano por la mañana y tuvimos la suerte de poder verlos andando y bastante activos porque en la mañana y al atardecer es cuando buscan comida, el resto del día se lo pasan tumbados ahorrando energías y la verdad es que ver a esas pedazo de bestias moverse es una pasada, es como estar en un documental de la tele.

20130627-214808.jpg

20130627-214746.jpg

20130627-214831.jpg

Mientras caminan no paran de sacar la lengua porque en la lengua es donde tienen el sentido del olfato. Pueden llegar a correr hasta a 20 kms por hora pero solo en línea recta por lo que si por casualidad algún día ves a uno corriendo detrás tuya, intenta ir haciendo zig zags y se cansará rápido o no podrá seguirte jeje. Parecerá imposible que esto pase pero habrá que preguntárselo a la gente que ha sufrido ataques visitando el parque natural…

20130627-215109.jpg

No conseguimos ver a ninguno comiéndose un búfalo pero bueno, al menos vimos a alguno andando y a un bebé dragón de komodo bastante activo paseando por la zona donde viven los rangers. Lo mas gracioso es ver el único arma que tienen para defenderse de los dragones, un palo.

20130627-215602.jpg

20130627-215616.jpg

20130627-215515.jpg

Después de disfrutar de una de las criaturas mas prehistóricas que merodean por la tierra, tocaba volver al asunto y seguir con el buceo y esta vez si tocaban cosas grandes, mantas rayas y tiburones por todos lados, esto ya el tercer día… son inmersiones con mucha corriente que es lo que le gusta a los bichos grandes, así que íbamos equipados con nuestro garfio para engancharnos a una roca y disfrutar del espectáculo sin tener que nadar contracorriente… la experiencia fue una pasada.

20130627-220320.jpg

20130627-220336.jpg

20130627-220435.jpg

20130627-220449.jpg

20130627-220507.jpg

20130627-220521.jpg

20130627-220541.jpg

20130627-220558.jpg

20130627-220606.jpg

20130627-220618.jpg

Por la tarde nos fuimos a una isla para subir a una montaña a ver el atardecer y fue una pasada.

20130627-220903.jpg

20130627-220919.jpg

20130627-220933.jpg

Así que los días consistían en bucear, comer y navegar de un lado a otro. Nos poníamos hasta arriba de comida porque bucear siempre da mucha hambre, Tito ya desde el primer minuto se ganó la fama de comilón porque parecía que olía la comida venir de la cocina, siempre era el primero en sentarse a la mesa y en repetir jejeje pero la verdad es que todos nos poníamos siempre las botas.

El cuarto día fueron inmersiones menos espectaculares pero muy divertidas y llenas de vida también, jugamos con las corrientes haciendo drift diving que es una experiencia bastante divertida y a seguir disfrutando de toda la vida que tiene el parque.

20130627-221302.jpg

20130627-221337.jpg

20130627-221344.jpg

20130627-221358.jpg

20130627-221416.jpg

20130627-221427.jpg

20130627-221440.jpg

20130627-221457.jpg

Después del viajazo buceando, y una vez de vuelta en tierra firme habíamos quedado todos para tomar unas cervezas. Antes de ello, Tito y yo decidimos irnos al mercado nocturno en busca de un buen calamar para cenar, en lugar del calamar encontramos un pedazo de Atún con una pinta increíble y decidimos que nos lo habíamos ganado después de tanto buceo así que nos pusimos tibios de Atún al grill…

Después de la cena nos fuimos con nuestros amigos y a los 20 minutos, antes de acabar mi primera cerveza, mi estómago empezó a dar vueltas como en una montaña rusa y se me cortó el cuerpo así que decidí irme corriendo de vuelta al hostel porque necesitaba ir al baño con urgencia… una cagalera de esas que marcan época. Mientras seguía en el baño llegó Tito que tardó 5 minutos mas en sufrir la indisposición y nos fuimos turnando en el baño unas cuantas veces hasta que nos tomamos las pastillas y nos metimos en la cama.

Era tarde y teniamos que madrugar para coger el vuelo de vuelta a Bali. Yo mas o menos conseguí dormir un rato pero Tito cuenta ya bien en su blog como fue su noche… el caso es que al amanecer mi estómago me pide de nuevo ir corriendo al baño y cuando abro los ojos me encuentro a Tito balbuceando reventado en la cama, los dos estábamos bastante deshidratados y sin agua y el me ruega que salga a buscar porque no puede moverse, así que me arrastré escaleras abajo en busca de una tienda abierta, compré 6 litros de agua y me arrastré de vuelta a la habitación… mas pastillas y camino del aeropuerto con toda la buena cara del mundo…

Fueron momentos muy duros y pensar en volar a Bali y después esperar 4 horas en el aeropuerto para volar a Bangkok, no hacía que la cosa mejorara mucho pero poco a poco las pastillas comenzaron a hacer efecto y aunque la comida no entraba, poco a poco dejaban de ser tan frecuentes las visitas al baño jeje.

Una vez en el aeropuerto de Bali tocaba despedirse, de Tito y de Indonesia. Tito me dejó miles de consejos para mi estancia en Tailandia y Camboya que me están siendo muy útiles todos los días por aquí, Indonesia me dejó de recuerdo una multa de 20 dolares por pasarme un día de la visa de 30 días que te conceden al entrar al país… valió la pena.

Ahora toca seguir mi camino solo, uno se acostumbra rápido a viajar con gente como Tito porque da gusto viajar con alguien así y mas con toda la experiencia que tiene ganada en todos los meses que lleva ya por el sudeste asiático, pero el ya había visto todo lo que yo quería visitar así que nuestros caminos eran divergentes.

Hablando con el decidí reorganizar mi itinerario y encaminarme a Tailandia y Camboya porque son los destinos mas típicos de los mochileros y es donde es mas fácil conocer a gente y viajar solo.

20130627-222926.jpg

20130627-222949.jpg

20130627-223040.jpg

20130627-223027.jpg

20130627-223109.jpg

20130627-222938.jpg

20130627-223129.jpg

20130627-223140.jpg

20130627-223159.jpg

20130627-223213.jpg

20130627-223225.jpg

20130627-223237.jpg

20130627-223248.jpg

20130627-223306.jpg

20130627-223322.jpg

20130627-223338.jpg

20130627-223356.jpg

20130627-223405.jpg

20130627-223417.jpg

20130627-223441.jpg

20130627-223428.jpg

20130627-223900.jpg

20130627-223850.jpg

20130627-223921.jpg

20130627-223954.jpg

20130627-224018.jpg

Bali y Flores

Una vez solo y de vuelta en Bali, tocaba esperar a Tito para irnos juntos a Flores para bucear y ver los dragones de Komodo.

Me quede un par de dias en Padangbai y me dirigí a la zona turística por antonomasia de Bali, Kuta. En general no me hacía mucha ilusión conocer Kuta después de todo lo que me habían comentado sobre lo demasiado turístico y explotado que está pero me apetecía aprender un poco de surf y todos coincidían en que era el lugar mas fácil para ello.

Hostel megabarato en una de las calles centrales (Poppies lane II) con mi habitación doble por 6 euros la noche con desayuno y baño privado que me recomendó un español que me crucé esperando mi furgoneta para llegar a Kuta, todo un poco básico pero situado en el cogollo y a distancia a pié de todo.

20130619-220803.jpg

Así que me dediqué a hacer surf (las fotos no las puedo subir hasta que no llegue a España), intentar esquivar los miles de vendedores ambulantes que hay en TODOS lados y no paran de dar el coñazo y a conocer gente a través de couchsurfing, es increíble como después de 5 minutos de poner un anuncio la gente empieza a escribir para quedar y dar un paseo.Así conocí a Nicolas, un alemán que también estaba solo por la zona y con el que nos fuimos un par de noches al alley cats (un bar muy cerca de mi hostel que está genial para empezar una noche loca de fiesta y donde conocer gente no requiere el mas mínimo esfuerzo porque en 5 minutos está todo el mundo mezclado jugando a juegos de beber).

A parte del surf y la fiesta, me dediqué a la playa y a disfrutar de los atardeceres desde el agua siempre que la lluvia me lo permitía, todos los día llueve una hora por la tarde y muchos me coincidió con el atardecer que me costó unos días poder verlo.

20130619-213419.jpg

20130619-213434.jpg

20130619-213451.jpg

20130619-213532.jpg

Después de 6 días por Kuta, por fin llegó Tito de noche a la 3 de la madrugada y a la mañana siguiente hicimos la maleta y nos fuimos para el aeropuerto que tocaba volar a Flores, a partir de aquí este post va a ser bastante por no decir demasiado parecido al de Tito, pero es lo que tiene viajar juntos…

Los aeropuertos son un cachondeo por Indonesia, pasé todos los controles con el pasaporte en la mano y nunca me pidieron que lo enseñara, puedes pasar el escáner con todo puesto y no pasa nada…

20130619-220005.jpg

20130619-220012.jpg

Tocaba ponerse al día y ver que podía de dar de sí la zona de Labuan Bajo, la parte mas oeste de la isla de Flores. Teníamos 4 días hasta nuestro viaje en barco buceando por el parque nacional de Komodo.

20130619-220334.jpg

20130619-220329.jpg

El pueblo está enfocado 100% al buceo y aún no está nada desarrollado así que tanto ver carteles de buceo por todos lados, no pudimos resistir la tentación y esperar cuatro días y al día siguiente contratamos un día de barco con tres inmersiones para abrir el apetito. Las fotos del buceo las juntaré toda en el siguiente post para que no se haga muy pesado porque tengo muuuuuuchas y me encantan demasiadas jeje.

20130619-220638.jpg

Es increíble pasear por sitios menos turísticos y ver como los niños juegan con cualquier cosa y cómo les encanta que les hagas fotos.

20130619-221139.jpg

Al día siguiente y siguiendo la recomendación de la mujer de la oficina de información turística, alquilamos una moto y nos fuimos en busca de buenas playas para bucear, pero aunque las vistas eran bonitas, el snorkel resultó decepcionante y mucho nadar de islita en islita para nada. Menudo palizón para volver al punto inicial cuando cambió la corriente por el cambio de marea…

20130619-221429.jpg

Después de comer nos cambiamos de playa a una en la que sólo había gente local que se quedó un poco pillada al vernos llegar porque no tiene pinta de ser muy de turistas y todos los niños se acercaron a jugar con nosotros un buen rato con la pelota. Disfrutamos como enanos con ellos.

20130619-221718.jpg

A la vuelta a disfrutar del atardecer en el paradise, lugar multiusos de día y de noche que se anima mucho los fines de semana y que es visita obligada en Labuan Bajo.

20130619-221831.jpg

Nuestro último día antes de embarcar para el buceo decidimos dedicarlo a visitar algunas de las cascadas de la zona liderados por Paul, un americano que trabaja desde un año en un pueblo perdido de Indonesia con una ONG y que domina el idioma, eso nos lo hizo todo mucho mas fácil.

La primera cascada fui Cunca Wulang, un camino con un final bastante jodido para hacerlo con chanclas, menos mal que yo seguí la recomendación de unos alemanes que conocimos buceando y llevé mis zapatos de hike porque Tito fue en chanclas y lo pasó regular a ratos. Las cataratas al final aparecieron al fondo de un cañón en una vista bastante bonita y con unas buenas rocas para saltar. intentamos llegar nadando a la base de las cataratas pero era imposible luchar contra la corriente del agua una vez te acercabas.

20130619-222513.jpg

20130619-222628.jpg

20130619-222646.jpg

20130619-222725.jpg

Después de un buen rato en el agua, decidimos ponernos en camino a la segunda catarata, Cunca Rami. Los locales decían que era mas fácil llegar pero la realidad es que pocas cosas son de fácil acceso en Flores porque aún no está nada preparado para el turismo, el último tramo del paseo hay que hacerlo descalzo andando por los caminos de los arrozales con lo que eso indica, andar sobre mierda de vaca y otros restos. Encima estaba muy resbaladizo por la lluvia y era todo una aventura. Pero en cuanto se abre a la vista la catarata, el esfuerzo merece la pena porque el espectáculo es una pasada.

20130619-223111.jpg

20130619-223058.jpg

Después de mucho andar y poco comer ya que no habíamos probado bocado desde el desayuno y era bastante tarde, Paul le comentó al lugareño que nos hacía de guía improvisado que si nos podría decir un sitio para comer y el nos ofreció comer en su casa así que allí nos fuimos con toda su familia y algunos vecinos que se unían a curiosear, con nuestro traductor particular porque ellos no hablan ni una palabra en inglés. Nos pusimos las botas.

20130619-223446.jpg

Es impactante ver como viven, la casa no tiene suelo (es la propia tierra del terreno) y apenas tiene cuatro maderas y una cama grande donde duermen todos. Pero mas impactante es ver lo felices que se ven y lo agradecidos que son con todos y lo bien que te reciben en todos lados.

Después de comer tuvimos que abortar el plan de ir a ver unos campos de arroz en forma de tela de araña porque la noche se nos estaba casi echando encima y nunca te puedes fiar de las distancias medidas en tiempos locales. Teníamos tres informaciones contradictorias acerca de cuanto se tardaba desde donde estábamos: 30 minutos, 2 horas y mínimo 3 horas. Así que decidimos no arriesgar porque incluso en 30 minutos habríamos estado apurados y aunque la carretera estaba bien para ser un sitio tan perdido, sus buenos agujeros donde si caes nunca en tu vida podrás salir, estaban por todos lados.

Tengo miles de fotos que me gustaría poner, pero no tengo mas espacio en el blog por hoy. Así que ya seguiré con el buceo.

Gili Trawangan – Lombok – Indonesia

Despues de subir el Mt Rinjani, nada mejor que unos días bien merecidos en Gili Trawangan, gili significa isla pequeña y al noroeste de Lombok están las tres famosas islas gili (Minor, Air y Trawangan). Siguiendo recomendaciones de todo el mundo, nos dirigimos a Gili Trawangan que es la que mas ambiente tiene para la gente joven.

Para llegar desde Lombok, la mejor forma es usar el transporte público. 70 centímos cuesta el public boat desde el puerto de Bengasal, te intentan engañar diciendo que no quedan public boats para que pagues un barco privado pero ya íbamos avisados, así que después de un bonito paseo en barca rodeados de gente local y todo tipo de alimentos que transportaban, llegamos a Gili T y a la caza y captura de un sitio donde dormir, ahora es temporada baja así que por la calle todos te ofrecen habitación. Tras un par de intentos fallidos conseguimos una habitación doble por 9 euros la noche y a dar un paseo para buscar cena y conexión a internet que tener internet en la habitación parece un lujo fuera de nuestro alcance en la isla. Como curiosidad, en la isla todos los grifos tienen agua salada, una sensación curiosa ducharse con agua salada pero lavarte los dientes se lleva la palma.

20130608-150852.jpg

Después de cenar nos fuimos a tomar unas copas en nuestra camita balinesa, gin tonics locales a menos de un euro… imposible no repetir jeje.

20130608-151042.jpg

Al día siguiente cogimos nuestro equipo de snorkle y nos encaminamos hacia el norte de la isla a explorar los arrecifes de coral tan famosos que la rodean montados en un cimodo que es el único medio de transporte permitido en la isla junto con la bicicleta, es un carro tirado por un caballo y no para de botar. Que no haya motos en la isla no quiere decir que sea seguro andar por medio de la calle (si se puede llamar así a un camino de arena) porque los cimodos van tocando el claxon a toda velocidad y no se paran por nada.

20130608-151816.jpg

El snorkle no defraudó, mucha vida a pocos metros de la orilla y muchas tortugas. Por supuesto, no falto alguna paradita para la obligada Bingtan y para comer.

20130608-151137.jpg

20130608-151217.jpg

Por la noche quedamos con un amigo de Suizo que conocimos en Bali y nos encontramos por casualidad en la playa para comer en el night open market. Todo iba genial hasta que la tormenta más grande que he vivido hasta el momento cayó sobre nuestras cabezas cuando solo teníamos un toldo de plástico encima, por poco no tenemos que salir haciendo snorkle de allí jeje. Seguimos con la mala costumbre de una buena tormenta por día y eso no va a cambiar por un tiempo.

20130608-151325.jpg

Ya llegó el lunes 20 de Mayo y mi viaje comenzaba una nueva etapa, después de desayunar dejé a Ainho en un fastboat camino de Bali para volverse a Bruselas, no sin antes vivir su última aventura cuando llegó a Padangbai y descubrió que nos habían engañado con el minibus que en teoría le tenía que llevar al aeropuerto, pero dejaré que ella cuente esa historia en su blog jeje.

20130608-152011.jpg

Yo decidí quedarme aprovechando el día y coger el último ferry de vuelta. Así que me paseé por la isla buscando una empresa de buceo que tuviera alguna inmersión inmediata que me diera tiempo a hacer antes de volver a Bali y conseguí hacer mi primera inmersión del viaje en Gili Minor, fuimos a Meno Slope y allí me di cuenta de que tenía que ponerme en serio con el buceo sin mas tardar, cómo lo echaba de menos. Bastante vida y mis dos primeros nudibranquios, uno de mis animales favoritos, cómo algo tan pequeño puede tener tantas variedades (suelen ser del tamaño de una uña).

20130608-151424.jpg

20130608-151456.jpg

20130608-151508.jpg

20130608-151532.jpg

Tras disfrutar de mi primer contacto con el fondo marino en unos meses, de vuelta a Padangbai a decidir mi próximo destino, a partir de ahora y hasta que consiga coincidir con mi amigo Tito, sigo mi viaje en solitario y no tengo absolutamente nada planeado.

20130608-151619.jpg

20130608-151635.jpg

20130608-151714.jpg

20130608-151742.jpg

20130608-151930.jpg

20130608-151947.jpg

Trekking Mt Rinjani

Después de conocer el este de Bali tocaba moverse a Lombok para hacer una de las cosas que más me apetecía después de unas buenas recomendaciones y de investigar por internet, subir el Mt Rinjani.

Así que nos despedimos de Padangbai por unos días y cogimos un ferry hasta Sangigi, ya en la isla de Lombok.

En el puerto nos esperaba un chófer para llevarnos a Senaru, pueblo en la base de la montaña donde empezaría nuestra aventura. El viaje de 3 horas, disfrutando de la naturaleza de la isla fue una pasada y rápidamente se nota el cambio con respecto a Bali, Lombok es una isla musulmana y las mezquitas y las llamadas a la oración se repiten con frecuencia, también se empieza a ver mujeres con la cabeza tapada. Aunque aquí viven la religión de una manera mucho más suave mezclada con tradiciones locales, lo que les permite hasta beber vino de palma y de arroz que ellos mismos preparan. La isla según toda la gente, se parece a lo que era Bali hace 15 años, mucho menos turística y mucho más auténtica y tranquila.

20130526-185459.jpg

Por la tarde tocaba paseito para ver unas cascadas y calentar las piernas para el día siguiente.

20130526-185750.jpg

Y después de un merecido descanso, comenzó lo bueno, el primer día hay que salvar 2000m de desnivel en tan solo 8 kms de recorrido, con lo que la pendiente es bastante importante y el camino transcurre a través de una selva húmeda llena de monos y miles de pájaros. Menos mal que las raíces de los árboles hacen de escalera porque sin ellas a veces no se cómo se podría subir.

El paquete del tour incluye a nuestro fantástico guía Aman y a dos portadores para llevar la comida, las tiendas de campaña y los sacos de dormir. Es una pasada verles subir tan cargados con las chanclas a una velocidad imposible de seguir.

20130526-190355.jpg

Después de unas 7 horas subiendo, llegó el premio a nuestro esfuerzo, de repente ante nuestros ojos apareció el lago Segara Anak, desde el rim (2600 m) es impresionante la vista del lago (2000 m), del cráter y finalmente del Mt Rinjani (3726 m). Sentarse a ver el atardecer fue impresionante pero la lluvia pronto hizo acto se presencia, menos mal que fuimos los primeros en llegar y ya teníamos nuestras tiendas listas cuando empezó a llover.

20130526-190834.jpg

Es increíble ver un cráter humeante, aunque no sea el primero que veo, siempre es igual de espectacular ver ese fenómeno de la naturaleza en vivo. La última erupción del Gunun Rinjani término en febrero de 2010 y anteriormente había tenido erupciones muy seguidas, quien sabe cuando será la próxima, igual dentro de poco.

Después del anochecer y sin mucho que hacer por ahí arriba sin luz, nos fuimos a dormir que había que madrugar para ver la salida del sol. Tengo que decir que el espectáculo no decepcionó.

20130526-191308.jpg

20130526-191327.jpg

Vaya pedazo de desayuno que nos prepararon nuestros magníficos portadores para disfrutar del amanecer y reponer fuerzas, es increíble lo divertidos que son y lo genial que lo hacen todo. Intenté comprobar la carga que llevan pero no aguanto así ni 10 minutos subiendo y ellos lo hacen cada día.

20130526-191545.jpg

Después del desayuno empezamos a bajar en dirección al lago para poder disfrutar de una vista más cercana, un camino complicado en muchos tramos pero con unas vistas geniales.

20130526-191718.jpg

Y, como no, una vez en el lago tocaba un un bañito a 2000 m de altitud y con el cráter de fondo, el agua estaba buenísima y era nuestro primer contacto con el agua en dos días, así que se agradecía mucho jeje.

20130526-191856.jpg

Y después del bañito a comer a las termas y a relajar los músculos con el agua caliente.

20130526-192003.jpg

20130526-192007.jpg

Después de comer el día se puso feo de nuevo, no hay día que no haya llovido desde que estoy por aquí a pesar de estar ya en la época seca, menos mal que la lluvia suele pasar en una hora, pero menudas tormentas que caen.

De nuevo noche en el campamento y tras disfrutar de un nuevo amanecer, tocaba desandar lo andado. Bajar siempre parece un alivio pero cuando la pendiente es tan pronunciada no tiene nada de paseito y sino que se lo digan a Ainhoa y a sus rodillas que le hicieron pasar un infierno de día.

20130526-192411.jpg

Al final conseguimos llegar enteritos al puesto base, duchita de rigor y corriendo para nuestro siguiente destino, Gili Trawangan.

Esta experiencia se la recomiendo a todo el que venga a Indonesia, es imposible describir la sensación de estar allí arriba disfrutando de ese espectáculo y el esfuerzo, que no es poco y pasa factura durante unos días, merece la pena 100%.

20130526-192531.jpg

20130526-192539.jpg

20130526-192555.jpg

20130526-192611.jpg

Bali 2 – Ubud y Padangbai

Una cosa que he aprendido en el tiempo que llevo aquí es que si un taxista en Bali dice que el precio para llegar a un sitio es 150.000 rupias (unos 11 euros), da igual lo que hagas, a no ser que lo negocies de antemano te va a cobrar eso sea como sea.

Me explico, aquí con los taxis puedes negociar el precio o pedirles que te pongan el taxímetro en marcha, depende de hacia donde te dirijas una opción es mejor que la otra, si es una zona con mucho tráfico es mejor fijar un precio y sino es mejor el taxímetro.

Pedimos un taxi con dirección a Ubud y nos quería cobrar 150.000 rupias, como nos parecía mucho para un trayecto que en teoría son 40 minutos, pedimos el taxímetro y ahí empezó la aventura, el taxista nos hizo un tour por media isla, pero como no sabíamos el camino no podíamos hacer nada y el trayecto de 40 minutos se convirtió en un trayecto de casi dos horas que hizo subir el contador a 160.000 rupias, casualmente una cantidad demasiado cercana a la que nos quería cobrar desde un principio.

Una vez en Ubud nos dirigimos a nuestra guest house de 12$ por la habitación doble por noche, un gran precio y un sitio bastante curioso con apariencia de templo local. Esta era nuestra habitación

20130522-212108.jpg

Ubud es la capital cultural de Bali, llena de templos y spas para darte masajes, y cuna del famoso Monkey forest, asi que nos alquilamos unas bicicletas y fuimos a visitarlo. Hay monos por todos lados y si cometes la osadía de comprar platanos para darle a los monos, puedes conseguir que se peleen un poco y escalen por encima tuya, hay que tener cuidado porque como te vean sacar un plátano de la mochila van a seguirte para intentar quitarte el resto y se pueden poner bastante pesados.

20130522-212452.jpg

Hay varios templos dentro del monkey forest, el mas bonito es el main tempe, donde para entrar tienes que ponerte el Sarong y es una estampa bastante curiosa

20130522-214213.jpg

Despues nos fuimos con las bicis a hacer una ruta de 8 kms que recomendaba la guia y a la entrada descubrimos que no se podia ir en bici (craso error) asi que dejamos la bici y empezamos a andar cuesta arriba cruzandonos a todos los adolescentes locales en pareja paseando por alli y disfrutando del domingo.

una vez acabada la cuesta arriba nos encontramos con el mejor oasis posible y, por supuesto, paramos a hacer un merecido break

20130522-235427.jpg

20130522-235454.jpg

Hasta ahi y rodeados de campos de arroz por todos lados, todo fue genial pero el resto del camino era por la carretera y muuuuuuuuy aburrido, encima iba en chanclas y se me hizo un poco pesado llegar de nuevo hasta la bicis…

Para compensar, despues de una buena ducha, nos dimos nuestro primer merecido masaje balines y cenita local.

A la mañana siguiente cogimos un shuttle bus camino de Padangbai, un pueblo en la costa este conocido por los ferris que van y vienen a Lombok y Gili Islands, que sería nuestro siguiente destino.

El pueblo tiene una calle llena de locales para guiris y unos cuantos hoteles y sitios de buceo, no es nada del otro mundo, pero el albergue donde nos quedamos es un sitio que engancha y donde conocimos a gente genial que aún sigo encontrándome a menudo por aquí. El sitio se llama Bamboo Paradise y la pareja belga que lo lleva en ausencia de sus dueños, son los primeros en sentarse a tomar cerveza y jugar a las cartas y los que mas aguante tienen de todos.

Alquilamos una moto en el albergue y al día siguiente nos dirigimos al norte en busca del US Liberty en Tulamben, un barco americano hundido en la Segunda Guerra Mundial en la costa norte de Bali, teníamos muchas ganas de hacer snorkle viendo el barco que está a pocos metros de la orilla, pero nada mas meternos en el agua se nubló el dia y a los 10 minutos empezó a diluviar y así sufrimos nuestra primera de muchas tormentas.

20130523-000418.jpg

Mas de dos horas en moto para llegar allí (es imposible no perderse en estas carreteras tan mal señalizadas) para poder estar en el agua 10 minutos. Nos refugiamos comiendo en un resort y en cuanto paró de llover nos fuimos de vuelta buscando una playa que nos habían recomendado y de la que lo único que nos dijeron es que pondría ¨white sand beach¨ en un cartel escrito a mano por el camino así que obviamente nos perdimos bastante pero al final y preguntando a los locales conseguimos encontrar la playa, una playa preciosa pero a la que llegamos demasiado tarde para poder disfrutarla de verdad

20130523-000819.jpg

Al día siguiente, fuimos a la playa junto al albergue en Padangbai, donde de nuevo el día se torció a partir se la 1 como tantas veces, pero hasta entonces estuve en la gloria jugando con la olas y haciendo snorkel con una tortuga

20130523-001508.jpg</a

Y despues de eso a preparar el siguiente destino, no sin antes disfrutar de un bonito amanecer antes de marcharnos.

20130523-001803.jpg

20130523-001939.jpg

20130523-002019.jpg

A la vuelta nos dimos cuenta de lo temprano que se ponen en marcha en este país, eran poco mas de las 6 am y ya estaban todos en pie.

20130523-002355.jpg

20130523-002518.jpg

20130523-002553.jpg

Bali 1

La primera parada en mi viaje de dos meses ha sido en Bali, donde mi gran amiga y compañera viajera Ainhoa se unía a mi durante diez dias para empezar conmigo esta aventura.

Nuestro primer alojamiento fue en la zona de Mengwi al sur de Bali donde nos esperaba un hotel muy bonito aunque algo alejado de casi todo lo que merece la pena ver.

20130521-154514.jpg

La playa mas cercana es Echo beach, no muy bonita y solo atractiva para los amantes del surf y con un templo pegado al mar que es bonito pero tampoco muy espectacular.

20130521-154737.jpg

Ainhoa llegó al día siguiente y nada mas llegar cogimos la moto y nos fuimos al templo de Tanah Lot a ver el atardecer, uno de los atardeceres mas famosos de Bali y bastante espectacular porque el sol se pone detrás del templo construido en una piedra en el mar. Pero lo malo que tiene es que se ha convertido en algo demasiado turístico y hay miles de personas viéndolo, con lo que no se puede disfrutar de la forma en la que me gustaría, con mucha mas tranquilidad.

20130521-155342.jpg

Moverse por Bali con la moto es una experiencia bastante curiosa, mientras te acostumbras a circular por la izquierda, tienes que acostumbrarte a la locura del tráfico y la circulación, no hay carriles ni normas para las motos, cada uno puede hacer lo que le de la gana y adelantar por donde quiera.

20130521-155727.jpg

El sábadp, nos unimos a unos amigos del hotel para ir a la peninsula Bukit, al sur de Kuta, con un gran grupo de gente que ellos habían conocido (el grupo estaba compuesto por gente local, un frances, una alemana, un americano, una colombiana, un suizo y dos españoles, una mezcla bastante interesante). Nos dirigimos a la playa de Balangan, una playa preciosa con unas olas espectaculares para los surferos.

20130521-161248.jpg

20130521-161301.jpg

Pasamos un dia genial, mi primer dia de playa de verdad del viaje y despues nos fuimos a ver al atardecer a un sitio llamado Blue Point, con un hotel que tenia una piscina espectacular para disfrutar del momento.

20130521-161501.jpg

20130521-161519.jpg

20130521-161645.jpg

Y despues de ver el atardecer, nos fuimos a un bar local a disfrutar de una magnifica comida, plato local a menos de 2 euros, así da gusto.

20130521-161813.jpg

20130521-162036.jpg

Y vuelta al hotel a recargar pilas que el domingo nos íbamos a Ubud.